Carambola

Rate this item
(11 votes)

La carambola, o fruta de estrella con sus cinco picos, es una fruta verde-amarillenta, de textura cerosa, que se origina en las tierras bochornosas de los trópicos de Sri Lanka. La fruta crece en un pequeño y tupido árbol perenne, primero vestido con pequeños racimos de flores acampanadas color lila que se convierten en las largas frutas.

Hoy en día esta deliciosa fruta se cultiva en Australia, Sud América, Hawái y Florida. Es mejor cultivarlos en climas y temperaturas moderadas, ya que son intolerantes al frío y se mueren en climas helados.

Obviamente, la cualidad visual más única de la fruta de estrella es su forma- la de una perfecta estrella cuando la cortas a lo ancho. Existen dos variedades; el reto es poderlas distinguir, lo que querrá hacer, porque una es deliciosamente dulce – descrita como una cruza entre una manzana y una uva- y la otra es tremendamente agria. Como regla general, la dulce tiene una piel más gorda. Algunas contienen de dos a cinco pequeñas semillas comestibles en el centro de cada célula angular.

Uno de los grandes beneficios de la carambola es que se puede disfrutar entera – con su piel cerosa y todo.

Aparte de la variedad amarilla más común, que puede tener toques de café en las orillas (aunque existen algunas dulces que son blancas) esta es una fruta que se puede comprar mientras todavía está verde y ponerla a un lado para que madure a su perfección en unos días. Si se madura demasiado, la fruta se pone amarilla con manchas cafés. Se refrigera bien, que es una buena manera de conservarlas más tiempo. Los usos para la carambola incluyen bebidas de jugos y licuados, smoothies, salsas, chutneys y ensaladas, aunque también son buenas para comer tal cual, como una manzana. Cocinadas, las variedades agrias funcionan bien para impartir un toque agrio a las aves, la carne y platillos de mariscos, y hasta a postres cocinados. Como guarnición, no tienen rivales.

Ya que tienen la tendencia a magullarse, es mejor comprar las carambolas cuando están duras y firmes, y tratarlas con cuidado.

 

Beneficios de Salud de la Carambola

 

No es una sorpresa que la cantidad más grande de nutrientes en la carambola venga de la vitamina C, proveyendo 76 por ciento del valor diario recomendado en la porción de una sola taza.

El contenido de vitamina C en la carambola ayuda a prevenir resfriados, y cualquier otro tipo de infección. La ciencia ha demostrado que gente en climas extremadamente árticos, como personal militar, esquiadores o investigadores, sienten una significante baja en el riesgo – hasta un 50% - para desarrollar un resfriado cuando ingieren cantidades sanas de vitamina C.

Otra razón por la cual la vitamina C es llamada una vitamina esencial es porque el cuerpo la necesita para formar colágeno en los huesos, cartílagos, músculos, venas, además de que ayuda a la absorción de hierro. También, una de las consecuencias más notorias de la falta de vitamina C es el escorbuto, que los marineros desde la antigüedad descubrieron y trataron con diversas frutas tropicales, incluyendo la carambola. Aunque sea poco común, el escorbuto puede tener consecuencias severas, y el tratamiento para gente con escorbuto típicamente comienza con la vitamina C.

Cantidades más pequeñas de fibra dietética, cobre, ácido pantoténico y potasio (los que pueden prevenir calambres en los músculos por incrementar la circulación de la sangre) son componentes importantes de esta fruta. Vitaminas de complejo B como folatos, riboflavina, y piridixina (vitamina B6) también están presentes y hacen equipo para desarrollar varias funciones sintéticas dentro del cuerpo, como formar enzimas metabólicas.

Una carambola promedio contiene alrededor de 30 calorías (menos que cualquier otra fruta tropical por poción), así que con su alta cantidad de fibra, es una buena elección para cualquiera que quiera bajar de peso, prevenir constipación y mantener a su sistema funcionando bien.

También ayuda a prevenir la absorción de colesterol LDL (“malo”) mientras protege al colon de sustancias tóxicas, adhiriéndose a químicos causantes de cáncer que puedan estar circulando. Los antioxidantes ofrecen sus propios beneficios, incluyendo la neutralización de radicales libres dañinos que pueden causar inflamación. Flavonoides como quercetina, y epicatechina y ácido gálico también ofrecen estos beneficios.

Medicina tradicional folclórica de Brasil usó la carambola como diurético, como expectorante, y supresor de la tos. Las hojas y la fruta han sido usadas para parar el vómito; se pone en las sienes para aliviar el dolor de cabeza; como cataplasmas para aliviar la varicela y mantener al cuerpo libre de infestaciones de parásitos.